PIENSAS DIFERENTE, VOTA DIFERENTE

viernes, 5 de febrero de 2016

Hay cosas que no tienen precio

______________________________________________


Recuerdo hacerle el amor sobre una roca en el Cap de Creus, en la litera del camarote de un barco, en medio de la montaña, del mar, bailando. Yo le hacía el amor, mientras ella le decía sexo.
Siempre quiso dejar claro que para ella no pasaba de ser un divertimento, aunque yo supiera, por su mirada, su abrazo, su pasión, sus besos y su ansia por satisfacerme, que era amor y solo amor.
No sé por qué hemos de envejecer así, por qué no podemos hacerlo delicadamente y con la misma pasión con que ella y yo nos hemos tratado. Por qué la vida ha de tratar tan mal a quien ha luchado tan bien.
Me gustaría sentarme en un acantilado, al borde de un precipicio con ella, como tanto le gustaba, hablar y hablar casi sin palabras, explicarle su enfermedad con cuidado y ayudarla.

Recuerdo mi promesa con Artur, la recuerdo como si fuera ahora, en lo alto de una cumbre y rodeados de nieve, metros de ella.
Si uno de nosotros enferma de manera lenta y fatal, el otro lo traerá aquí para dejarlo morir en paz, de frío, mirando el cielo.

Hay cosas que no tienen precio, una de ellas es la amistad.

.