PIENSAS DIFERENTE, VOTA DIFERENTE

viernes, 24 de junio de 2011

HUMANIDAD

__________________







Y la sensualidad y la sensibilidad de Anna, y su sabiduría. Y la extraordinaria belleza, sexualidad, erotismo de Amara.
¿Qué más puede pedir un hombre, cuando ya ha llegado al paroxismo de sus sensaciones?
Estallaba entre las dos mujeres y hembras. Porque eran las dos cosas a la vez.
Daba lo mismo que fuera haciendo el sexo, comiendo sentados en un claro de bosque, pedaleando o charlando frente un paisaje. De cualquier manera desbordaban humanidad, inteligencia, sensualidad.
Y a la orilla de un pantano, entre la espesura de un bosque… Al mediodía, después de comer; por la noche, una vez cenados; por la mañana… Daba lo mismo, el tiempo no existía.
Caricias, besos… sus bocas sobre mi cuerpo. El placer absoluto. El hombre convertido en un gemido continuo, en agitada respiración. El placer perfecto en manos de las dos mujeres más sencillas y desinhibidas. Su inteligencia al servicio del placer, de la entrega.
Agotado, sin fuerzas, con la mente confusa; salía de la pequeña canadiense para recuperarme, con la seguridad que sería imposible, que nunca podría rehacerme a tiempo.
Leía, intentaba relajarme. De la tienda escapaban suaves gemidos de hembra cachonda, de hembra a la que satisfacen con sabiduría. El sonido más erótico y sensual que hombre alguno puede escuchar, el de la hembra estallando de placer, unas veces sumiso, otras salvaje, y siempre agitado.
Eran los de Amara.
Invitadoras, retadoras, incansables. Me miraban y sonreían satisfechas.
Amara, la mujer absoluta.

________________________________________________________

Hace un par de días, al bajar las escaleras encontré al compañero de Fátima limpiando los grandes cristales de la entrada. No supe si alegrarme. Si limpia es que no tiene trabajo; sin embargo, trabaja. Limpiar es trabajar.
No me dio tiempo a preguntar.
-Ya soy padre-
Y sale corriendo hacia la bicicleta, abre la mochila y me enseña una carpeta con fotos.
Una niña preciosa, morena como su madre, sus ojos grandes y oscuros…
-Son para ti-
Me lo quedo mirando. Me río…
-¿Para mí?-
-Sí. Para ti de parte de Fátima-
No sé si reír o llorar. Estoy perplejo, es el mejor regalo que podía hacerme.
Últimamente se me humedecen los ojos con demasiada facilidad.
¿Serán los sesenta? ¿Estaré recuperando la humanidad?
Se lo tendré que preguntar al holandés errante, aunque creo que él nunca la perdió.

________________________________________________________

Lloré cuando tuve a mi hija, cuando me la dieron a los pocos segundos de salir del vientre de su madre. Me la tuvieron que quitar de los brazos. Temblaba demasiado.
Se me humedecieron al abrazar a Anna, quizá algo más de lo normal porque tuve que secármelos. Entonces también temblé, pero por la tensión pasada y el desahogo del primer momento. Y ya en el avión, junto a Alvar, volvieron a humedecerse, pero esta vez por contagio, ya que el lloraba.
Los sentimientos nos juegan malas pasadas, nos impiden mantener la mente fría y el corazón templado.

________________________________________________________

Cuando encendieron las luces fue al primero que vi. Estaba junto a Mónica. Seguramente le estaría explicando su versión de los hechos, mediatizados con cuidado; ya que, aun sabiendo que es a la única que se le puede contar la verdad, hay que mantener la discreción.
Lo abracé una vez más. No podía ser de otra forma. Y lo presenté a todo el mundo como lo que es: mi amigo hermano; el único, con Anna y Mónica, que ha demostrado que moriría por lo que cree o por los que ama.

.

lunes, 20 de junio de 2011

POR SIEMPRE ANNA

 ___________________________

Durante la fiesta no pude pensar, no tuve tiempo. Después sí, en los que faltaban y en Anna, sobre todo en ella.
-Cuando la encuentres, esté como esté y pase lo que pase, haz lo que te pida. -Eso me dijo Mónica momentos antes del despegue, sabiendo que eso significaba ponerme al límite, que podía representar no volver a verme jamás.
Mónica, en ningún momento dudó que yo encontraría a su amiga hermana. Amara tampoco, pero su carácter la traicionó y hasta no volver a tenerme a su lado, no durmió tranquila.
-Ya no tienes edad para estas cosas –me dijo preocupada.
-Voy con Alvar –respondí sabiendo que para ella eso no era suficiente.
-Otro que tal.
-¿Qué hago? ¿La abandono y dejamos que lo solucione Biel?

___________________________________________________

-¿Y María? ¿Qué sabes de ella? –Le pregunté mientras intentaba sanar su corazón.
-Poca cosa. Sabe que estoy aquí, pero no tiene ni idea de lo que hago.
María… Otra ausente en mi fiesta, igual que Patty, que fue un descuido de Alvar y de Amara.

___________________________________________________

Y hoy, al cubrir y engrasar la bicicleta con la que haré el Camino, rememoraba el que hicimos Anna, Amara y yo, a través del Pirineo hasta Pamplona. Una mágica aventura repleta de sensibilidad, sensualidad y el mejor sexo.

.

viernes, 17 de junio de 2011

LA VIOLENCIA

_____________________



Este vídeo corre hasta por VietNam. Para que sea más efectivo debe propagarse hasta el último confín del clientelismo turístico catalán. Este y todos los que se pueda.


La violencia es un arma para el que la ejerce y para el que la recibe, y para que sea efectiva hay que saber racionarla y administrarla.
La violencia, sea de uno u otro lado, siempre beneficia al que nada tiene que perder, a menos que conlleve su total exterminio como colectivo.

La revuelta por la recuperación de un espacio económico y unos derechos robados, nunca triunfa a no ser a través de la violencia.
Para que la revuelta sea exitosa, la violencia debe administrarse con inteligencia y de mejor manera que el adversario; tanto la provocada como la recibida.
La violencia tiene dos vertientes muy definidas: la del desorden constante, que impide el buen desarrollo de la sociedad sumisa; y la anónima contra la sociedad opresora.
En la primera vertiente debe utilizarse la provocación pacífica, para que la sociedad opresora caiga en la trampa de la violencia.
En la segunda es muy importante mantener su anonimato y su independencia, de manera que nadie pueda relacionar una con otra, y que nunca enseñe siglas o algún proyecto político.
La primera debe servir para denunciar y desacreditar a la sociedad opresora, aparte de plantear una alternativa de futuro, aunque incierta, a la sociedad sumisa.
La segunda debe servir para atemorizar y desmoralizar a las bases de la sociedad opresora.

.

miércoles, 15 de junio de 2011

DE MALNACIDOS

______________________



El editor del vídeo reconoce que no puede aportar pruebas que los policías filmados sean los que provocaron los altercados violentos

Esos son los malnacidos. Parte de ellos, porque los demás se escudan en sus uniformes. A su jefe ya lo conocemos, quién los parió también, es Saura, el malnacido que se escuda tras la bandera del progresismo.

Fijaos bien en sus caras, con un poco de suerte los podremos localizar. Es fácil, aunque si os fijáis bien todos se parecen, todos tienen la misma pinta, como si hubiesen sido paridos por la misma.

.

martes, 14 de junio de 2011

LA FIESTA

_____________






La fiesta…

Siempre pensé que la que le regalé a Amara no podría superarse. Tal vez sea cierto. La que me ha obsequiado este sábado ha sido distinta, más pequeña, cercana, sencilla… pero estaban mis amigos, todos los que considero hermanos, todos excepto Anna. Pero a esta ya la había abrazado y para mí estaba tan presente como los demás.
Todos los que hace poco no se hablaban, se evitaban. Todos. Uno al lado del otro.
Quizá fuera la de Jep, la que marcara la inflexión; quizá sí, pero esa ha sido insuperable. En la suya estaban todos, pero separados, evitándose con cuidado.

Y Amara me regaló un vídeo en el que estaban presentes los que no habían podido venir; un vídeo en el que salía Jasmin, desde su tierra en las laderas del Atlas.
Y casi lloré, casi porque yo nunca lloro. Un día se me secaron los ojos. Lo hubiese hecho en caso de no haber podido sacar a Anna del atolladero, lo haría en caso de…

Las lágrimas se recuperan, pero no por felicidad.
Y me miró a los ojos buscándolas.
-Has estado a punto, has estado a punto…
Amara… la que hizo posible la cuadratura del círculo.
Amara… la mujer absoluta.


.

viernes, 3 de junio de 2011

LA CUADRATURA DEL CÍRCULO

______________________________________








El pasado domingo compré un par de tomos en el Mercat de sant Antoni datados en 1865. Son un regalo para Jep por sus sesenta y se los entregaremos durante la fiesta que le hemos organizado, sin que pueda imaginarlo.
Amara anda como loca, emocionada y excitada. Pocas veces la había visto así.

Con Jep apenas he compartido aventuras, desafíos e inquietudes. No como con Alvar, que la última fue hace poco más de quince días y una de las más complicadas. Como con Joan, con el que conviví cuatro años largos, y medio año en el más curioso de los triángulos. Como con Anna, de la que mi lector ya sabe. Como con Lourdes, con la que perdí la inocencia de ser humano. Como con Mónica, con la que compartí la revuelta, la crueldad , la solidaridad y la fidelidad. Como con Amara, que lo he compartido todo, incluso la enfermedad.
No, con Jep no he compartido nada de eso, sin embargo, si tuviera que señalar a un solo amigo hermano, sin duda sería el.
Con Jep he compartido la amistad hasta el límite, la fidelidad por encima de todo, que es lo más mundano y, por ende, lo más peligroso, que es infinidad de cosas y de enfados que dividen, enervan y enemistan. Con el lo he superado todo y he compartido el amor de mis dos compañeras: Amara y Mónica

Amara es feliz y yo soy feliz por ella. Mónica es feliz y yo soy feliz por ella.
El libro se lo dará ella, envuelto primorosamente con sus manos. Lo besará delante de todo el mundo, conocidos y desconocidos; lo acariciará sin vergüenza. Y Mónica y yo asistiremos felices a esta demostración de amor.
Y es que cuando miro para atrás, y ahora más que nunca, que he podido platicar dos días enteros abrazado a mi amiga hermana amante Anna. Ahora que sé que Joan hará acto de presencia y le entregará su objeto más querido como regalo, que probablemente tomará asiento a mi lado; y que Vicki podrá abrazar a su amiga hermana amante. Ahora que podré explicarles lo bien que está Anna y cómo Alvar y yo conseguimos sacarla del embrollo. Siento algo para lo que no hay palabras que lo puedan definir.

Nosotros somos el vivo reflejo que la cuadratura del círculo puede existir.


_______________________________________________________


Sigo repasando y me asombra que deba rectificar párrafos enteros, páginas y capítulos.
¿En qué pensaba cuando escribía?
Dos páginas al día, párrafo a párrafo, oración a oración; y, luego, la parte de la historia entera para ver si enlaza correctamente. Solo dos, ya que he descubierto que corregir más no sirve de nada, que al día siguiente debería volver a empezar.
Y me vienen a la memoria anécdotas olvidadas o que en su momento obvié, que las introduzco mientras me tiro de los pelos o me cago en la madre que me parió, que viene a ser lo mismo.
Cuando termine lo imprimiré y volveré a corregirlo. Pienso que de seguir así, tardaré más de un año en terminarlo. Después empezaré a escribir el tercer tomo, al tiempo que corrija el segundo.
Era de esperar. Cuatro años, quizá cinco; uno más de lo calculado para los dos primeros.

.