PIENSAS DIFERENTE, VOTA DIFERENTE

domingo, 25 de octubre de 2009

QUIZÁ

No todos los partidos políticos son iguales, tampoco sus integrantes.
Eso dicen ahora, igual que con el PSOE de Felipe. Y me río porque uno no puede vivir al lado de un corrupto, confraternizar con él, frecuentarlo y quedarse tan ancho; pero aún menos trabajar rodeado de ellos, ser seguidor sin mojar en el plato.
Algunos partidos: IU, ERC... han presentado proyectos de ley para solucionar la financiación de los partidos y siempre se han encontrado el mismo muro: PSOE, PP y CIU. Se niegan sin dar explicaciones. Votan no sin más.
Por qué será?
Este mundo es muy sencillo. Para descubrir al delincuente solo hay que encontrar a quien beneficia el delito.
Es impensable que el resto de los diputados no sepan por qué deben votar que no, cuando ellos mismos reconocen públicamente que la solución pasa por crear la ley. Ahora bien, si existiera dejarían de medrar Don Vitos, los políticos de segunda y tercera deberían pagar los cochazos de su bolsillo, los trajes de sastre, la finca, el cole de los niños; ya no podrían alternar con los ricos... Y eso no funciona así. Hay que recalificar como sea.
Con la financiación bajo mano se reparten muchas comisiones. A menudo la mitad se queda por el camino. ¿Quién va a quejarse?
Después de todo el yerno tiene que hacer su primer milloncejo. Después el suegro ya lo presentará al italiano por lo de los periódicos, al inglés por lo de las carreras.
El presidente, los ministros... igual están limpios. Esos ya tienen un buen sueldo y la pensión vitalicia. Lo que hay que cuidar es la granja, no fuera que se rebote, el aparato del partido, todos esos que, gracias a la subrepticia financiación, medran como nuevos ricos.



Cobran en dividendos, ya que son accionistas. Es una manera de hacerlo por resultados, como cualquier consejero financiero. El problema es que ganan más por la ficción que por la realidad, por la especulación que por la productividad.
Llaman a los directores de zona...
- Menos repartir crédito y tonterías y más mover el dinero en la bolsa. Hoy toca que nuestros clientes compren tal y vendan cual. ¡AH! Y como le debemos un favorcillo al socio americano, hay que invertir en aquel fondo de pensiones de los ferreteros del Medio Oeste-
Pero hoy eso ya no funciona y el banco ha perdido millones con el invento. Ya no pueden cobrar por resultados, las acciones han caído.
No hay problema, dicen. Nos subimos el sueldo y nos montamos una prejubilación millonaria. ¿Cómo vamos a dejar de ganar ese dinero si ya nos lo hemos gastado?

Como no vayamos con ojo nos cargaremos la paz social, algo que no me molestaría, pero sí a la mayoría.
La experiencia enseña que la sociedad cambia durante los tiempos convulsos, y no estamos en ellos, pero sí a un paso.
¿Alguien concibe, en el siglo que vivimos, millones de parados sin subsidio?
Parece que sí. Ahora bien, existen dos maneras de evitar el caos: invertir en policía y convertirnos en un Estado autoritario o hacerlo en procurar riqueza y trabajo para todos.
Desde un punto de vista humano, lo primero no se sostiene, desde el económico tampoco. No obstante, una parte del país no lo ve así o, mejor, no ve más allá de su nariz.



Ya solo quedamos los seis y separados. Unas veces nos vemos con José y Mónica, otras con Joan y Vicki, nunca juntos. Eso es imposible.
De Anna no sabemos nada, un día desapareció sin más, tal como siempre ha vivido.. Si la sigo por internet la descubro en la Pampa argentina, en México, a veces en París. A Anna siempre le gustó París. La volveré a ver, siempre ha sido así. Eso dice Mónica.

La intransigencia y la visceralidad han conseguido lo que parecía imposible.
El entierro de un amigo, el más joven de nosotros, lo acaba de demostrar. Amara estuvo todo el día con la familia y los vio pasar de uno en uno, a hurtadillas, a horas intempestivas para evitar el encontronazo. Muy patético.
El resultado, me decía, es que se encontraron. Entonces: la conversación vacua, sin contenido, de pocos minutos. Amara se reía. Ella, por el contrario, podía congeniar con todos. No quiso, prefirió, por una vez, ser cómodo y distante público, el que tras la función aprueba o desaprueba, ora con aplausos, ora con silbidos. Esta vez, por el lugar y el momento, prefirió la sonrisa.

Estuvo en mis manos forzar otro final. No quise. La enfermedad de mi compañera junto la estupidez de algunos agotaron mi espíritu. Quizá todos esperaran un gesto, un último esfuerzo... pero no.
¿Qué hubiese sido sino el aplazamiento de un anunciado final?



Hace tiempo, al tener conocimiento de nuestra historia, Joan se enfureció. No confiamos en él, no lo tuvimos en cuenta.

Nos enseñaron a detectar el engaño de la misma manera que practicarlo.
Nadie podía seguirnos, nadie... Solo Anna estaba preparada y se involucró, pero conservando su independencia.
Anna, la libre e independiente; Mónica, la luchadora disciplinada; y Pau, el frío estratega.
Curioso que fuéramos tan sensibles al amor, a la amistad, al cariño... que sintiéramos tanta empatía por los demás.



Dicen que el asesino no siente empatía por nadie, que solo uno de cada cuatro soldados dispara con ánimo de herir o matar.
Durante la segunda guerra se descubrió que tres de cada cuatro fusiles apenas eran disparados, aquello no iba con sus dueños, ni estando su vida en juego. Los mandamases, esos a los que les faltaba la suficiente empatía, tomaron cartas en el asunto, no podían permitírselo, y decretaron la revisión de los fusiles. Los soldados pronto encontraron la solución: disparaban fuera del radio de acción.
Se podría hablar de los pilotos de bombardero, de los que decidían el momento de soltar su carga. Hoy sabemos que los norteamericanos bombardean poblaciones afganas sabiendo lo que hacen, a quién asesinan; algo parecido a lo sucedido en Gaza con los palestinos, o en Sarajevo, cuando los serbios disparaban sus morteros sobre los mercados atestados de gente.
Supongo que los militares deben tenerlo estudiado. El bombardeo, sea artillero o aéreo, es anónimo. No ves a quien matas y siempre queda la excusa de pensar que la víctima es estúpida, la culpable; porque ¿qué hacía allí. Es que no sabía que iban a bombardearla?
Las tripulaciones de los bombarderos norteamericanos creían, gracias al esfuerzo de psicólogos adiestrados para el caso, que lanzar fósforo sobre las ciudades japonesas evitaría muertos y acortaría la guerra.
¿Inocentes, estúpidos o cómodos engañados? Pienso que lo último.

De pequeño recuerdo a un viejo alemán explicar a mi abuelo, que eran muchas las veces que los bombarderos “erraban” su objetivo al arrasar día tras día la misma zona. Los mandamases aliados también solucionaron el problema gracias a los reconocimientos aéreos y la concienciación colectiva. El amigo alemán, turista de camping y pescador como mi abuelo, le contó como un día murieron centenares de personas. Según parece se refugiaron en una zona recién bombardeada creyendo que no repetirían.



Abuso del quizá, del tal vez, del es posible... e intento evitarlo sin éxito. QUIZÁ sea producto de mi inseguridad, de estar constantemente preguntándome si lo que escribo y pienso es auténtico.
Nunca he estado seguro de nada y esto me atormenta. Mil veces tuve que decidirme con inmediatez, sin aparente duda, para que el resto, los que de mis divagaciones dependían, sintiera la seguridad que carecía.
No soy hombre rápido ni de grandes reflejos, prefiero meditar, planear cada una de mis acciones, incluso mis gestos. QUIZÁ por eso tanto me guste el mar en su estado más salvaje, para soliviantar mi espíritu y mi carácter, desafiarlos, forzarlos a tomar decisiones inmediatas y determinantes.
La mar gruesa, el timón aferrado con fuerza, las grandes olas, la vista fija en ellas para sortearlas o enfrentarlas con un gesto decidido en una milésima de segundo. Luego la calma, sentir la dureza de mi musculatura por la tensión sufrida.
Mis compañeros se mantenían tranquilos porque me veían seguro, sonriendo, mientras ellos se mantenían de pie como podían, agitados por el movimiento y el mar que invadía la cubierta.
Y el viento, su aullido. Y el estruendo del mar al chocar contra las invisibles pero perceptibles rocas. Y la oscuridad. Y el tormentín hinchado y la mayor rizada a un tercio, tensa y en movimiento para intentar bordear el maldito cabo, cuyo faro apenas se vislumbraba por la espuma del mar y la niebla.
Soy un hombre que gusta de la tranquilidad y la calma, y al que le llama el desafío y la lucha; que siempre anda preguntándose lo que puede devenir o devino de sus actos; que, paradójicamente, nunca se arrepiente de ellos.



El hombre que consideramos normal, antes de matar debe concienciarse. No es suficiente el temor o saber que si no actúa, él será la víctima.
El hombre normal, antes de matar debe dejar de serlo, sentir odio, asco hacia su enemigo, desprecio, nunca indiferencia; debe considerarle alimaña, jamás un semejante. Y no cegarse, mantener su cerebro frío. Y no verlo como víctima hasta serlo, y sí enemigo inteligente, fuerte y peligroso; y tan imprevisible como el mar tempestuoso.
Y después el horror.
El hombre normal tiembla y llora después de matar. Unos lo hacen por dentro, en el alma, otros no pueden y exteriorizan sus sentimientos.

Nadie tiene la obligación de llegar más allá de donde puede. La naturaleza no nos ha hecho omnipotentes, tan sabios que podamos controlar el destino.
La naturaleza te puede hacer fuerte, la inteligencia avispado, el adiestramiento eficaz, y las vicisitudes del entorno, su crueldad e inhumanidad, el resto.



De Mónica sentí su silencioso dolor al recibir la orden precisa. Aun sin haberlo llevado a cabo, su alma se rompió y nadie pudo recomponerla, ni siquiera yo.
- Haz lo posible para que no sea necesario-
Lo hice y no fue suficiente. No supe hacerlo mejor, aunque entonces creí que sí, que más no se podía. Fui quien le dio la orden. Era nuestra vida, nuestro futuro y el de nuestra lucha lo que estaba en juego.
Traté de estar a su lado, ser los dos como siempre había sido. No quiso. QUIZÁ creyera que era su trabajo y quisiera salvaguardar mi cínica inocencia, sentirse sucia en soledad.



Y almuerzo con un amigo político. Me habla de Gurtel...
- No todos somos iguales. Solo los corruptos y quienes los defienden se escudan en eso- Poner como excusa a Filesa es una estupidez, da asco, repugna.
Arenas, Cospedal... el PP entero, ya que esta última es su portavoz, sus votantes, esos que en Valencia, cuando se les pregunta dicen que todos hacen lo mismo. Será allí, digo yo, en la Valencia esperpéntica y patética, la del cemento y las urbanizaciones sin agua y alcantarillado.
Y es un dirigente de CIU, uno de estos que dicen no ser corruptos, pero que no sabían vivir sin repartir dádivas entre los amigos. Y me comenta lo mal que lo pasan sus colegas del PP en Euskadi.
- A esos tipos los mataban, tenían que ir con escolta sin saber lo que les sorprendería mañana. Han sufrido y se han jugado la vida por sus ideas, y ahora deben soportar que los comparen con semejantes payasos-
Y me río. Como maravillosamente bien. En una mesa cercana está Laporta con dos, se supone, invitados. Paga la casa barcelonista y el menú no debe bajar de los 150 euros. Antes de sentarse nos ha saludado. Se conocen de encuentros políticos, económicos o vete a saber. El palco del Barça es algo grande. Allí se cuece poco, pero se codea gente con mucha influencia y grandes negocios.
Hoy nadie me invita y tampoco invito. Mi viejo amigo no lo aceptaría. No está bien visto.
Y hablamos de nuestro pasado, de nuestras antiguas fiestas, las más grandes y calientes que puedan recordarse. Y me pregunta por los viejos amigos, por Biel y Anna, por la atractiva Mónica, por Amara, la mujer más salvaje, tórrida y abierta que hombre alguno haya podido conocer, por... pero no por José, que lo ve a menudo, aunque a él nunca le pregunte, la convención se lo impide.



Me llama Pili. Dice que últimamente escribo diferente, que me puede salir caro.
Mi amiga hermana lee mis escritos antes de ser editados, corregidos y censurados. Pili no entra en el blog, por tanto no sabe que edito solo lo publicable.
Me llama desde las Canarias, a partir de ahora solo nos comunicaremos por correo y muy espaciadamente. Pili a comenzado una nueva vuelta al mundo.
Estas Navidades las pasará en el Caribe. Se lo cuento a Amara y me dice que le gustaría pasarlas con ella en Cuba.
Veremos... todo depende de su salud y la solución que el médico dé a su nueva hernia.

lunes, 12 de octubre de 2009

TESTIMONIO DE TERESA FORCADES. Lo que no quieren que sepamos

http://www.youtube.com/watch?v=07o8vyRDDYU



En este enlace el vídeo de Teresa Forcades:
 TESTIMONIO DE TERESA FORCADES. Lo que no quieren que sepamos.

EXTRAÍDO ÍNTGRAMENTE DEL BLOG DE : GATOPARDO


1. DATOS CIENTÍFICOS

- Los dos primeros casos conocidos de la nueva gripe (virus A/H1N1 cepa S-OIV) se diagnosticaron en California (EEUU) el día 17 de abril de 2009 [1]
- La nueva gripe no es nueva porque sea del tipo A, ni tampoco porque sea del subtipo H1N1: la epidemia de gripe de 1918 fue del tipo A/H1N1 y desde 1977 los virus A/H1N1 forman parte de la temporada de gripe de cada año [2]; lo único que es nuevo es la cepa S-OIV [3] [4]
- Un 33% de las personas mayores de 60 años parecen tener inmunidad para el virus de la nueva gripe [5]
- Desde su inicio hasta el 15 de septiembre del 2009, han muerto de esta gripe 137 personas en Europa y 3.559 en todo el mundo [6]; hay que tener en cuenta que cada año mueren en Europa entre 40.000 y 220.000 personas a causa de la gripe [7]
- Tal y como han manifestado públicamente reconocidos profesionales de la salud – entre ellos el Dr. Bernard Debré (miembro del comité nacional de ética de Francia) y el Dr. Juan José Rodríguez Sendín (presidente de la asociación de colegios de médicos del Estado Español) – , los datos obtenidos de la temporada de gripe que ya han pasado los países del hemisferio sur, demuestran que la tasa de mortalidad y de complicaciones de la nueva gripe es inferior a la de la gripe de cada año [8]

2. IRREGULARIDADES QUE HAY QUE EXPLICAR

- A finales de enero del 2009, la filial austríaca de la farmacéutica norteamericana Baxter distribuyó a 16 laboratorios de Austria, Alemania, la República Checa y Eslovenia, 72 Kg. de material para preparar miles de vacunas contra el virus de la gripe estacional; las vacunas tenían que ser administradas a la población de estos países durante los meses de febrero-marzo; antes de que ninguna de estas vacunas fuese administrada, un técnico de laboratorio de la empresa BioTest de la República Checa decidió por su cuenta probar las vacunas en hurones, que son los animales que desde 1918 se utilizan para estudiar las vacunas de la gripe; todos los hurones vacunados murieron; se investigó entonces en qué consistía exactamente el material enviado por la casa Baxter y se descubrió que contenía virus vivos de la gripe aviar (virus A/H5N1) combinados con virus vivos de la gripe de cada año (virus A/H3N2); si esta contaminación no se hubiese descubierto a tiempo, la pandemia que sin base real están anunciando las autoridades sanitarias globales (OMS) y nacionales, ahora seria una espantosa realidad; esta combinación de virus vivos puede ser especialmente letal porque combina un virus que tiene un 60% de mortalidad pero es poco contagioso (el virus de la gripe aviar) con otro que tiene una mortalidad muy baja pero con una gran capacidad de contagio (un virus de los de la gripe de cada año) [9]

- El 29 de abril del 2009, cuando hacía sólo 12 días que se habían detectado los dos primeros casos de la nueva gripe, la Dra. Margaret Chan, directora general de la OMS, declaró que el nivel de alerta por peligro de pandemia se encontraba en fase 5 y ordenó que todos los gobiernos de los estados miembros de la OMS activasen planes de emergencia y de alerta sanitaria máxima; un mes más tarde, el 11 de junio del 2009, la Dra. Chan declaró que en el mundo ya teníamos una pandemia (fase 6) causada por el virus A/H1N1 S-OIV [10]; ¿cómo pudo declarar algo así cuando, de acuerdo con los datos científicos expuestos más arriba, la nueva gripe es en realidad más benigna que la gripe de cada año y, además, no es un virus nuevo y ya existe parte de la población que tiene inmunidad?; lo pudo declarar porque en el mes de mayo la OMS había cambiado la definición de pandemia; antes de mayo del 2009 para poder declarar una pandemia era necesario que muriese a causa de un agente infeccioso una proporción significativa de la población; este requerimiento – que es el único que da sentido a la noción clínica de pandemia y a las medidas políticas que se le asocian – fue eliminado de la definición el mes de mayo del 2009 [11], después que el 26 de abril los EEUU se hubiesen declarado en “estado de emergencia sanitaria nacional”, cuando en todo el país sólo había habido 20 personas infectadas de la nueva gripe y ninguna de ellas había muerto [12]

3. CONSECUENCIAS POLÍTICAS DE LA DECLARACIÓN DE “PANDEMIA’

- En el contexto de una pandemia es posible declarar la vacuna obligatoria para determinados grupos de personas o incluso para el conjunto de los ciudadanos [13]

- ¿Qué le puede ocurrir a una persona que decida no vacunarse? Mientras no se haya decretado que la vacuna es obligatoria, no le puede ocurrir nada; ahora bien, si llegase a decretarse la obligatoriedad, el estado tiene la obligación de hacer cumplir la ley imponiendo multa o prisión (en el estado de Massachussetts la multa propuesta para este caso podría llegar a los 1.000 dólares por día que pasa sin que te vacunes [14])

- Frente a esto, hay quien puede pensar: si me obligan, pues me vacuno y ya está, total, la vacuna es más o menos como la de cada año, tampoco hay para tanto…

- Es necesario que se sepa que hay tres novedades que hacen que la vacuna de la nueva gripe sea diferente a la de cada año: la primera novedad es que la mayoría de los laboratorios están diseñando la vacuna de manera que con una sola inyección no sea suficiente y sean necesarias dos; la OMS recomienda también que no se deje de administrar la vacuna de la gripe estacional; quién siga estas recomendaciones de la OMS se expone a ser inyectado tres veces; esto es una novedad que teóricamente multiplica por tres los posibles efectos secundarios, pero en realidad nadie sabe qué efectos puede causar, pues nunca antes se había hecho algo así. La segunda novedad es que algunos de los laboratorios responsables han decidido añadir a la vacuna coadyuvantes más potentes que los utilizados hasta ahora en la vacuna anual; los coadyuvantes son sustancias que se añaden a la vacuna para estimular el sistema inmunitario; la vacuna de la nueva gripe que está fabricando el laboratorio Glaxo-Smith-Kline, por ejemplo, contiene un coadyuvante llamado AS03 (una combinación de escualeno y polisorbato que multiplica por diez la respuesta inmunitaria; el problema con esto es que nadie puede asegurar que este estímulo artificial del sistema inmunitario no provoque enfermedades auto inmunitarias graves al cabo de un tiempo (como la parálisis ascendente de Guillain-Barré) [15]; y la tercera novedad, que distingue la vacuna de la nueva gripe de la vacuna de cada año, es que las compañías farmacéuticas que la fabrican están exigiendo a los estados que firmen acuerdos que les proporcionen impunidad en caso de que las vacunas tengan más efectos secundarios de los previstos (ej: está previsto que la parálisis de Guillain-Barré afecte a unas 10 personas de cada millón que se vacunen); los EEUU ya han firmado un acuerdo que libera tanto a los políticos como a las farmacéuticas de toda responsabilidad por los posibles efectos secundarios de la vacuna [16].

UNA REFLEXIÓN

Si el envío de material contaminado que fabricó la casa Baxter en enero no hubiese sido casualmente descubierto, se habría producido efectivamente la gravísima pandemia con el potencial de causar la muerte de millones de personas que algunos están anunciando. Es inexplicable la falta de resonancia política y mediática de lo que ocurrió en febrero en el laboratorio checo. Aún es más inexplicable el grado de irresponsabilidad demostrado por la OMS, por los gobiernos y por las agencias de control y prevención de enfermedades en declarar una pandemia y promover un nivel de alerta sanitaria máxima sin base real. Es irresponsable e inexplicable hasta extremos inconcebibles la billonaria inversión de euros obtenidos del erario público destinados a fabricar millones y millones de dosis de vacuna contra una pandemia inexistente, mientras no hay suficiente dinero para ayudar a millones de personas (más de 5 millones sólo en los EEUU) que a causa de la crisis han perdido su trabajo y su casa.
Mientras no se aclaren estos hechos, el riesgo de que puedan distribuirse vacunas contaminadas este invierno y el riesgo de que puedan llegar a adoptarse medidas legales coercitivas para forzar la vacunación, son riesgos reales que en ningún caso hay que infravalorar.

En caso de que la gripe siga tan benigna como hasta ahora, no tiene ningún sentido exponerse al riesgo de recibir una vacuna contaminada o de sufrir una parálisis de Guillain-Barré.

En caso de que la gripe se agrave de forma inesperada, como ya hace meses que anuncian sin tener ninguna base científica un número sorprendente de altos cargos – entre ellos la directora general de la OMS –, y de repente empiecen a morir a causa de la gripe muchas más personas de lo que es habitual, aún tendrá menos sentido dejarse presionar para vacunarse, porque una sorpresa así sólo podrá significar dos cosas: 1. que el virus de la gripe A que ahora circula ha sufrido una mutación; 2.- que está circulando otro (u otros) virus. En ambos casos la vacuna que se está preparando ahora no serviría para nada y, teniendo en cuenta lo que ocurrió en enero con la casa Baxter, pudiera ser que incluso fuera la vía de transmisión de la enfermedad.

UNA PROPUESTA

Mi propuesta es clara:

- Además de mantener la calma, tomar precauciones sensatas para evitar el contagio y no dejarse vacunar, cosa que ya proponen muchas personas con sentido común en nuestro país.

- Hago un llamamiento a activar con carácter urgente los mecanismos legales y de participación ciudadana necesarios para asegurar de forma rotunda que no se podrá forzar a nadie en nuestro país a ser vacunado en contra de su voluntad, y que los que decidan libremente vacunarse no serán privados del derecho a exigir responsabilidades, ni del derecho a ser compensados económicamente (ellos o sus familiares) en caso que la vacuna les cause una enfermedad grave o la muerte.

Autora: Dra. Teresa Forcades, hermana benedictina .
Publicado en www.benedictinescat.com/Montserrat

NOTAS

[1] Zimmer SM, Burke, DS. Historical Perspective: Emergence of Influenza A (H1N1) viruses. NEJM, Julio 16, 2009. p. 279

[2] ‘The reemergence was probably an accidental release from a laboratory source in the setting of waning population immunity to H1 and N1 antigens’, Zimmer, Burke, op. cit., p. 282

[3] Zimmer, Bunker, op. cit., p. 279

[4] Doshi, Peter. Calibrated response to emerging infections. BMJ 2009;339:b3471

[5] US Centers for Disease Control and Prevention. Serum cross-reactive antibody response to a novel influenza A (H1N1) virus after vaccination with seasonal influenza vaccine. MMWR 2009; 58: 521-4.

[6] Datos oficiales del centro europeo para el control y prev. de enfermedades (www.ecdc.europa.eu)

[7] Datos oficiales del centro europeo para el control y prev. de enfermedades (www.ecdc.europa.eu)

[8] Cf. Le Journal du Dimanche (25 juliol ’09): Debré: ‘Cette grippe n’est pas dangereuse’; cf. La Razón (4 septiembre ’09): Rodríguez Sendín: Cordura frente el alarmismo en la prevención de la gripe A

[9] Cf. Virus mix-up by lab could have resulted in pandemic. The Times of India, sección de ciencia, 6 marzo 2009.

[10] http://www.who.int/mediacentre/news/statements/2009

[11] Cohen E. When a pandemic isn’t a pandemic. CNN, 4 de mayo ’09. http://edition.cnn.com/2009/HEALTH/05/04/swine.flu.pandemic/index.html

[12] Doshi Peter Calibrated response to emerging infections VMJ 2009;339:b3471

[13] Falkiner, Keith. Get the rushed flu jab or be jailed. Irish Star Sunday, 13 septiembre ’09.

[14] Senate Bill n. 2028: An act relative to pandemic and disaster preparation and response in the commonwealth. 4 agosto ’09. Cf. Moore, RT. Critics rage as state prepares for flu pandemic. 11 septiembre ’09. WBUR Boston.

[15] Cf. Vaccination H1N1: méfiance des infirmières. www.syndicat-infirmier.com/Vaccination-H1N1-mefiance-des.htlm

[16] Stobbe, Mark. Legal immunity set for swine flu vaccine makers. Associated Press, 17 Julio ’09.

Otras obras de Teresa Forcades:

* CRIMENES FARMACEUTICOS. (Para leer online o descargar en Scribd.com)

lunes, 5 de octubre de 2009

DE BICIS

El Ayuntamiento no para de instalar parkings de bicicletas, y cada día menos gente las ancla allí por los innumerables robos.
Hace poco a un joven amigo le robaron una, se la había comprado unos días antes y aunque de segunda mano era muy buena. Ayer me contaba que ya tenía otra. Vio a un magrebí subir al tren con una de calidad parecida, le dijo...
- Esta bici es mía, la conozco por una marca que hice en la barra y el número de serie-
El morito se fue corriendo abandonándola.
Los moritos no tienen bicis buenas, no pueden ni quieren pagarlas. Es así de triste.
- Ahora ya sé que debo hacer la próxima vez que me la roben. Ir a uno de esos barrios, buscar una de buena y parecida, y anunciarme como su propietario. Seguro que el tipo sale corriendo ante la amenaza de llamar a la policía-
Me horrorizo... No me gustaría estar en el pellejo de un morito, ni siquiera siendo la bicicleta suya. Las buenas nunca lo son, es cierto; pero vivir con el miedo en el cuerpo, cobrar de vez en cuando doscientos euros a la semana y no tener ni para el Metro... mientras que una bici regular ya vale los doscientos.
Jóvenes, moritos... ¿Quién dispone de este dinero para comprar una bici?
No hay semana que no descubra un nuevo aparcamiento. Los viejos tienen cadenas colgando, algún cuadro o una rueda abandonada y una bici de algún despistado, aún intacta, recién salida de la tienda e inocentemente anclada.
El consistorio no se cansa, ya debe tener contratada la instalación, aunque igual es para gastar el dinero como sea.
Ahora la oposición se echa las manos a la cabeza con el asunto de las docenas de informes que no sirven para nada, confeccionados antes de terminar el año para rematar el presupuesto, agotarlo y evitar su previsible recorte del próximo año.

El famoso Bicing es un desastre. Sus bicis casi nunca van bien, están pinchadas, el asiento se hunde o no frenan.
Hace poco intenté coger una. No hubo manera. Cuando ya me había hecho la idea de andar, a la vuelta de la esquina encontré una abandonada; la cogí... iba bien. Al llegar al sitio donde iba estuve tentado de dejarla tal como la había encontrado. Después de todo las hay a montones por el suelo, apoyadas en una pared, en un árbol... incluso en un aparcamiento público; y las furgonetas de la empresa ni las recogen.
El Bicing cuesta treinta euros al año. En París veinticinco y las bicis son mejores, más difíciles de extraer sin la tarjeta; y un joven parisino gana el doble que uno barcelonés.
Somos españoles, ¡qué coño! Catalanes aquí, pero en cuanto salimos del terruño, unos íberos cualquiera, unos colgados con esperanza de medrar gracias a las sobras europeas, unos tipos que solo piensan en ahorrar en investigación para aumentar los subsidios; unos mamarrachos de la cola de Europa, que soñaron estar a la cabeza porque unos cuantos imaginaron que su suelo era de oro.

Me río de esos que se consideran distintos, que por tener una lengua propia, cuya riqueza sólo es cuestionada por cuatro estúpidos que no la conocen, ya se sienten diferentes.
¿En qué consiste la diferencia?
Yo estoy harto de buscarla y todavía no la he encontrado, ni siquiera en el Karakorum, allá donde todo es distinto, el color de las piedras, el aire, la luz... excepto ser humano.



La gente se escandaliza. El consejero delegado del BBVA ha cobrado tanto y cuanto... Y me río. Eso es problema de los gilipollas de sus accionistas.
Los mismos que hoy se rasgan las vestiduras porque un tipo cobra eso, mañana gritarán histriónicamente el nombre de su ídolo, que ha costado lo mismo y cobra el doble por golpear con el pie una bola y enseñarles sus musculitos y su bronceado. Pero lo que me más me fascina es que en este caso son ellos los que pagan.
El consejero delegado del BBVA, que, con la inestimable ayuda de los sucesivos gobiernos, ha sido partícipe que su empresa sea una de las más grandes del mundo, está afincado fiscalmente en España; mientras el que patea la bola nadie lo sabe.




Me duele ver a tantos chavales no poder jugar a baloncesto. La ficha cuesta trescientos cincuenta euros, no obstante, al club cada jugador le cuesta noventa o cien euros más. La diferencia la enjuagamos con la lotería de Navidad y pequeñas esponsorizaciones. El Ayuntamiento no nos da ni las gracias.
Somos uno de los clubes más baratos de la ciudad, sin embargo, no todos pueden pagar. No hay solución. Sería injusto y peligroso subir la cuota a unos para no cobrar a otros.
Siempre tenemos alguien que no paga. Tres o cuatro chavales. Padres alcohólicos, violencia, paro... Horror a fin de cuentas. El club es un escape para esos chavales. Cada día los encontramos en la puerta esperando que alguien la abra. Siempre son los primeros en entrar y los últimos en salir.
Hace poco uno de mis compañeros, harto de ver al padre de dos chavalas borracho, de bar en bar cada tarde y hacer caso omiso a los avisos, habló de dárselo a las niñas... La semana que viene, si vuestro padre no paga, no podréis seguir jugando.
- Seguro que entonces pagará- Nos dijo
- Seguro que las niñas no volverán y nos las encontraremos correteando por la calle- Respondí.
Solo de pensar en eso se me pone la piel de gallina. Con tantos años transcurridos, aún recuerdo la cara de la secretaria de mi escuela reclamándome el dinero, amenazándome...
Lo solucionamos hablando con el responsable de su trabajo, un viejo conocido. La empresa pagó la ficha y se la descontó del salario. Desde entonces el energúmeno nos mira mal.
¿Cuántos chavales deben rabiar por jugar sin poder? ¿Cuántos esconden su impotencia, disimulan avergonzados su pobreza? ¿Y cuántos han abandonado el deporte a causa de la crisis?
Muchos. Clubes enteros han desaparecido.




Ahora se descubre que muchos departamentos de la Generalitat, de los ayuntamientos desarrollan estudios inútiles que no sobrepasan una cierta cantidad, de esta manera evitan su fiscalidad. Lo hacen, como decía antes, para redondear la cantidad asignada en el presupuesto, la que no han podido gastar por abandono de los proyectos.
Existe una industria para ello, que ya está acostumbrada, con urgencia y a final de año, a confeccionar estudios sin ningún fin. Algo que provoca picaresca...
Por qué preocuparse si nadie va a leerlos, deben preguntarse. Es entonces cuando aparecen trabajos de miles de euros hechos con recortes de revistas y periódicos pegados sobre unos folios con una reseña adecuada.
Podríamos pensar que el objetivo es la financiación de los partidos, pero lo dudo. Las cantidades, aunque grandes, unitariamente son demasiado pequeñas y están repartidas entre varias empresas. Lo que sí, es que normalmente son propiedad de familiares de los responsables. Así, cientos de miles de euros son desviados para enriquecer a unos cuantos.
Existe la denuncia, pero los mandamases hacen caso omiso de ella, no les importa. Saben que hoy serán electoralmente castigados, pero también que la competencia hará lo mismo y volverán a gobernar. A nadie se le ocurre cambiar el sistema, no interesa.
Les propondría hacer unos cuantos estudios sobre cualquier cosa interesante, por el módico precio de doce mil euros cada uno. Serían confeccionados por las escuelas como prácticas de la asignatura de ciudadanía y servirían para financiar a los clubes, y así hacer que las cuotas fueran asequibles para todos, y su precio en proporción de la declaración de renta. Seguro que nos llevaríamos una sorpresa, que los estudios serían más interesantes y prácticos que los realizados por el sobrino de turno. El problema es que de poco servirían, dado la vagancia y estupidez de sus destinatarios.




En mi escuela, como toda catalana que se preciara, se esquiaba y se jugaba a jockey sobre patines. Mis amigos lo hacían y alguno de ellos terminó siendo campeón del mundo.
No había invierno que no se organizaran un par de expediciones al Pirineo para practicar el esquí. Pocos nos quedábamos.
A mí no me estaba permitido, quizá por esto me atrajera tanto la alta montaña, la que podía llegarse en tren o autobús. Cuando volvían los escuchaba embelesado, cualquier historia se me antojaba fantástica, una gran aventura. Y más tarde lo quise parodiar como mejor sabía, con las largas, costosas y peligrosas travesías invernales, con la nieve, el frío y las fuertes ventiscas.
Ada no se perdía ninguna salida y el sobrecogimiento que me producía era terrible. Escuchaba con trece, catorce años... las aventuras de mis amigos, las escapadas que hacían de noche a las habitaciones de las chicas para reír e imaginar lo imposible.




Ada...
Recuerdo su larga, lacia y morena melena, sus preciosos y oscuros ojos, sus bien marcadas cejas, su recta nariz, su maravillosa sonrisa. Era bella, todos lo decían, a todos gustaba y casi todos competían por ella.
¿Celosía juvenil? ¿Pasión?
Hoy se me hace difícil de describir. Nunca más sentí lo mismo, ni siquiera por Amara, por Mónica. No creo que fueran celos y, de ser así, los padecí durante poco tiempo.
A los once, doce... no creo que los haya; y después todo fue muy rápido. A los dieciséis, pese la pasión que sentía por ella, ya tenía la certeza que nunca la conseguiría como mujer. Y, sin embargo, un día de Navidad, después de haberla presentado a mis hijos en una parada muy parecida a la que tuvimos de jóvenes, quedamos en vernos y cenar aquella misma noche. Seguía drogándose y vivía en una nube de egoísmo y desorientación anímica. La acompañé a su casa, pequeña, de una planta, al otro lado del Tibidabo y rodeada de bosque. Me recordó la que compartí con Lourdes. El dormitorio estaba cubierto por un colchón sobre una estera y muchos cojines. Me acosté con ella, hicimos el sexo. Aún conservaba aquella serena belleza que tanto me había desquiciado, pero no sentí nada, solo decepción. No se lo conté a nadie, por primera y única vez ni a Amara. Hoy aún no sé el por qué.